El Banco llegó a tu vida para quedarse

Empezaste a trabajar, te hacen una cuenta en un banco para depositarte el sueldo y pum! Ya está. Vas a estar bancarizado por el resto de tu vida, vas a tener que lidiar con cajeros automáticos, tarjetas de crédito, débito, transferencias.

Se te van a sumar problemas a tu vida, te hacen mal un depósito, te cobran dos veces la tarjeta de crédito… Llamas al call center, te ponen musiquita, te las empezás a aprender de memoria, empezás a tratar mal a gente que no conoces, si sos buena persona, después te sentís un poco mal por haber tratado mal a una persona que trabaja en pésimas condiciones, igual no te arregló el problema, podría haberlo hecho ya que vos intentaste ser buena onda, pensás en cambiar de banco, mandar a todos a la mierda pero después le contás esto a una amiga, te reís porque hacen chistes al respecto, algunos un tanto racistas, te vas olvidando… se te pasa y a los dos o tres meses volvés a vivir la misma misma situación.

Comentarios

comentarios